viernes, 24 de agosto de 2012


DEMANDA CIUDADANA POR OTRA CUBA

Como cubanos, hijos legítimos de esta tierra y parte esencial de nuestra nación, sentimos un profundo pesar por la prolongada crisis que vivimos y la demostrada incapacidad del gobierno actual para realizar cambios de fondo. Esto nos obliga desde la sociedad civil, a buscar y demandar nuestras propias soluciones.
Los ingresos miserables, la escasez de alimentos y vivienda, la masiva emigración por falta de oportunidades, la discriminación del pensamiento diferente, la ausencia de espacios de debate público, los arrestos arbitrarios, la falta de garantías ciudadanas, la corrupción y la inamovilidad de la elite gobernante son algunos síntomas de la difícil realidad que enfrentamos.
Queremos debatir públicamente sobre la doble moneda, las restricciones migratorias, los derechos del trabajador a un salario digno, el derecho de cualquier cubano, viva donde viva, a fomentar iniciativas económicas en su propio país, la crisis demográfica, el libre acceso a Internet y a las nuevas tecnologías. Queremos debatir sobre el ejercicio de la democracia.
Sobre la base de que la Constitución de la República de Cuba establece
En su Artículo 3: En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo del cual dimana todo el poder del Estado.
Y en su Artículo 63: Todo ciudadano tiene derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades y a recibir la atención o respuestas pertinentes y en plazo adecuado, conforme a la ley.

DEMANDAMOS AL GOBIERNO CUBANO:
Que ponga en práctica de inmediato las imprescindibles garantías legales y políticas concebidas en la Declaración Universal de Derechos Humanos y que ratifique el Pacto de los Derechos Políticos y Civiles y el Pacto de los Derechos Económicos Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, firmados por el Gobierno cubano el 28 de febrero del año 2008 en la ciudad de Nueva York. Esto garantizaría el pleno respeto a los ciudadanos sin importar cuáles sean sus ideas o su accionar político-social y que sean restaurados sus derechos a todos los que por sus opiniones, discrepen del gobierno. Consideramos estos derechos esenciales en la formación de una Cuba moderna, libre y plural, que nos acoja a todos por igual e inserte nuestra soberanía en un mundo dinámico y cada vez más global.
Nos sentimos comprometidos con una transformación democrática, donde todos puedan aportar sus visiones y contribuir a su materialización. Invitamos a todos los cubanos dentro y fuera de la Isla identificados con estas demandas, a sumarse a este reclamo justo y necesario. Nuestra esperanza de ser escuchados por el gobierno está casi agotada, aun así decidimos hacer llegar a las autoridades esta demanda, como un recurso impostergable para lograr un entendimiento eficaz. Estamos decididos a no aceptar el silencio institucional considerando como respuesta a esta demanda la ratificación de los pactos mencionados.
Nota: Usted puede firmar dejando sus datos en la sección de comentarios de este post. Gracias.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Semanario 35

Semanario Nuestra Voz 35

miércoles, 25 de enero de 2012

Semanario 34

Semanario Nuestra Voz 34

El mundo sin reyes magos.

Muchos peques afronta los avatares de la vida como pueden. Estos cuadros son familiares en cada lugar del mundo, Brasil, México y otros tantos en que incluso se llega a utilizar a los niños como mano de obra barata y desechable.
Existe en la puerta de la casa, entre nosotros los que dan toda su vida por los pequeños de hoy, hombres del mañana, pero también los hay que utiliza su imagen para ganar prebendas y obtener pingues beneficios en campañas a su favor que a la larga son solo marketing para engordar sus cuentas personales y elevar su modo de vida.
Que deshonroso es robar al prójimo, pero más bochornoso es robar a los niños, usar su inocencia para manipulaciones campañas políticas que solo dejan al descubierto lo inescrupuloso de sus actores.
Hace poco pasaron por algunas casas cubanas los reyes magos, olvidaron muchas otras donde los padres no alcanzan más que para la subsistencia diaria, mientras unos reían al recibir sus juguetes otros niños se consolaban al saber que los reyes magos no existen, que son sus padres los reyes verdaderos, matando así junto a la tradición centenaria esta etapa de la vida del hombre que se llama infancia, chocando demasiado pronto con la cruda realidad de la vida diaria. Hagamos lo posible porque para todos nuestros niños continúen existiendo los reyes magos y disfruten su infancia como niños y no como hombres pequeños


Al mal tiempo buena cara.

El 2011 ha sido un año de profundas transformaciones en la arena política internacional. Muchos dictadores han caído ante el empuje irresistible de sus pueblos que cansados del oprobioso yugo se sacuden la cadena de la tiranía y comienzan a dar sus primeros pasos a la democracia.
En Cuba aunque tímidos se notan algunos avances en la sociedad civil, que gana cada día en fortaleza y preparación para dar el paso decisivo.
Para nosotros este ha sido también un año importante, matizado por el empuje del pueblo y la represión provocada por el terrible miedo de los gobernantes ante lo inevitable. Se han perdido vidas importantes, pero crecieron otros líderes que saben sostener la bandera con la firmeza necesaria para llegar al momento decisivo guiando a los que confían en ellos y los siguen en pos de la libertad tan necesaria y esperada.
Es hora de ir dejando atrás el conformismo, los sentimientos de autocompasión y dependencia total de un estado paternalista que cambia prebendas por fidelidad política.
Es tiempo de empezar a pensar por nosotros mismos y que ya no se nos diga hasta que ropa ponernos y perder para siempre el temor a los amos todo poderosos y omnipresentes, poniéndole al mal tiempo, mala cara.



La oveja negra y el lobito malo.

Hay un viejo refrán que se usa mucho, dice algo así como que “en cada familia hay una oveja negra”, este dicharacho para nada es segregacionista o racista aunque haga clara alusión a los colores de las ovejas, más bien se refiere a la diferencia que siempre existe aun entre los de la misma especie.
Cuba es una gran nación, con sus efervescencias y su quehaceres cotidianos, como toda sociedad existen sus cosas buenas y sus cosas malas, solo que las teñimos muchas veces con el color que más nos conviene y el matiz que da una mayor ventaja.
Es por eso que han surgido nombres para definir todos los sucesos que acontecen en la escena cubana actual, aún los sucesos más trágicos de las últimas décadas son hechos rebautizados por los que ostentan el poder y tergiversan a su antojo la historia y la realidad de la nación.
Hace unos años se hablaba de unos grupúsculos de personas que no estaban de acuerdo con el rumbo de la revolución, hoy los grupúsculos son los acusadores y represores de aquellos años. Hay todavía por ahí mucho lobo disfrazado con piel de oveja, y muchas cosas tendrán que pasar aún para que el agua tome su cauce. Llegará el momento en que ser diferente no sea un oprobio, en que pensar distinto no sea motivo de castigo y en que la oveja negra deje al fin de temerle al lobito malo.


Mano de hierro en guante de seda.


Hacía unas horas había visto en Internet la soberana golpiza que un grupito enaltecido de oficiales de la Seguridad del Estado en unión a efectivos de la PNR y paramilitares le propinaban a un grupo de opositores en Palma Soriano. Poco después por la noche en el noticiero estelar de la televisión cubana leían una nota oficial desmintiendo que en ningún lugar de Cuba se utilizara la violencia, el serio locutor hasta parecía molesto por la calumnia levantada contra la nación más justa del mundo. Precisamente esa es parte de la política que utiliza el gobierno de la Habana mostrar siempre al mundo lo bien que está todo, pero cuando los que censuran la información se ven forzados a tomar parte en el asunto e incluso desmentir lo que se informa, entonces las cosas están verdaderamente calientes.
El poder de la información es verdaderamente importante y está siendo explotado por los que cuentan con más recursos para manejarlo, el gobierno.
Las medidas de bajo perfil, los golpes que no dejan marcas visibles, las torturas sicológicas, la vigilancia en extremo a los que se oponen en lo más mínimo a las estrictas normas de sumisión política, son aplicadas constantemente por las estructuras de control gubernamental.
Es tal el poder de la manipulación que cuando mostrábamos a unos amigos escépticos los videos tomados durante el violento acto de oriente, quedaron en shock al ver al desnudo bajo el guante de seda, la mano desnuda que los oprime.

Los mejores alumnos.

Dicen los historiadores que José Stalin, quien sucediera al también célebre Lenin, fue uno de los presidentes que más saliera en fotos estando en vida, además de poseer todas las medallas que existían en la nación y en los países amigos. El culto a la personalidad se volvió una forma de mantener alimentado un ego en extremadamente necesitado de elogios. No importaba si el día antes acababa de mandar a fusilar a un general, al otro día había que elogiarlo como a un dios.
En cierta manera todos los gobiernos de corte totalitario poseen unos cuantos de esos espíritus carentes de dignidad y tan necesitados de que se les alabe por aquellos a los que someten, quizás encuentran en esa práctica una manera mezquina de sentirse poderosos y realizados, carentes sin dudas de otras muchas cualidades.
Si alguna vez dispones de tiempo para visitar una biblioteca te exhorto a que pidas los periódicos de varios años y cuentes cuantas veces aparece el nombre del líder de la revolución y sus secuaces, sus fotos, la recordación de sus incontables hazañas. Recordemos solamente que cada año se cierran calles y se dispone de una celebración nacional por el aniversario del nacimiento del líder, como si fuera necesario recordarlo permanentemente.
Las costumbres suelen heredarse de los maestros, sobre todo cuando las almas son semejantes y los alumnos se aplican en cumplir con sus deberes, lo que sí es seguro es que de todos estos de aquí son y serán los mejores alumnos.

Cuestión de conceptos.

Revolución. (Del lat. revolutĭo, -ōnis). f. Acción y efecto de revolver o revolverse. || 2.
Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación. || 3.
Inquietud, alboroto, sedición. || 4. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.
Ese es el concepto que da la Enciclopedia Encarta sobre la palabra en sí, pero el concepto que se le pretende atribuir en nuestro país no está recogido en ningún compendio de la lengua, porque lo de rápido, transformador y dinámico de las revoluciones hace mucho ya que se ha quedado atrás, cayendo en el más profundo estancamiento y en una falta total de dinamismo.
Aquellos principios sagrados de ―con todos y para el bien de todos‖ se han transformado en odiado o conmigo o contra mí, o amigo o enemigo.
Está de más señalar cuanto dolor sufre este pueblo silenciado y condenado a padecer la tiranía de un pequeño grupo, que se aferra al poder como se aferran los parásitos a sus víctimas, hasta sacar de ellas la última gota de sangre.
Afortunadamente ya se están aclarando en la mente del pueblo algunas de las ideas principales en los temas de sociedad civil y libertades. Se están llevando a cabo casi inadvertidamente en las más profundas estructuras sociales una re conceptualización de los criterios que formarán la nueva sociedad cubana.
Algunos hablan que el final de este sistema de gobierno está llegando, otros al contrario ven el inicio de una nueva era, solo es cuestión de conceptos.


Los hijos del pueblo.

La Policía, los Órganos de Seguridad del Estado y los demás departamentos e instituciones que funcionan dentro del Ministerio del Interior, han ido mutando y cambiando de funciones a lo largo de la historia, bajo el toque personal de sus creadores y posteriores dirigentes.
El lema de ―Servir y Proteger hace mucho ya que se dejó atrás.
Ya no bastan unas escenas nocturnas en un tragicómico programa de televisión, para tratar de limpiar la mancha oscura que cubre esta imagen ante el pueblo de Cuba.
Tratemos de entender las causas. Hace unas décadas, pertenecer al MININT era una honra, y no digo que aún no lo sea, sino que las razones del ingreso han cambiado, ya la causa económica, las ventajas y prebendas que obtienen a ojos vistas los oficiales de estos órganos, son el objetivo fundamental de aquellos que enceguecidos por el poder o la necesidad, encuentran en estas filas la manera más fácil de poder sobrevivir.
La corrupción ha hecho caer a más de un alto oficial, los malos manejos y las medidas fueras de contexto hacen tambalear a otros más.
Esos llamados hijos del pueblo, que nos protegían del ―enemigo‖, ahora son los que nos reprimen y callan a patadas. ¡Solo recuerden de donde vienen y adonde van!


La cortina de humo del bloqueo.

A veces nos preguntamos cuanto tiempo pueden durar las mentiras. Nos hemos criado dentro de miles de historias que van cayendo a un ritmo vertiginoso, como caen sus autores. La crueldad del sistema capitalista, al que todos quieren huir para ser explotados, la inminente agresión imperialista, en cuya prevención se derrochan anualmente millones de los tan necesarios recursos, extraídos de las secas arcas estatales.
Son miles ya los dirigentes que olvidándose de sus juramentos, desertaron en cualquier país que le diera abrigo, con una cuantiosa cuenta malversada a sus respectivos ministerios claro está.
Pero la cúspide de estas mentiras siempre ha sido el “cruel bloque imperialista”, una medida impuesta desde casi los inicios de la revolución cubana y que se ha perpetuado generación tras generación.
En esta lucha de desgaste los que más han sufrido han sido los cubanos, que en sus múltiples penurias solo encuentran la justificación del bloqueo. Que sucederá el día en que ya nos puedan justificar los errores nuestros con las decisiones de los otros. Hoy se pueden adquirir productos como la mantequilla de maní a un costo de 2 CUC en las tiendas TRD que  pertenecen a las FAR. Entonces quedaría la pregunta de ¿Quienes nos bloquean, los de allá o los de acá?


La conga del hambre


“Esta es la conga del Hambre” se escuchó decir a uno de los cientos de personas que se concentraron en el conocido mercado de Cuatro Caminos para apoyar o sencillamente presenciar la protesta que protagonizaran dos mujeres en plena vía pública.
A la mente me vinieron rápidamente las imágenes del pueblo de Egipto clamando el cese de la dictadura de tantos años, de los libios y de otras naciones que están despertando y sacudiendo de sus espaldas el oprobioso yugo de la tiranía.
Ninguna obra comienza por el final, solo el pozo se comienza por el techo, las casas como las naciones hay que crearlas desde los cimientos y entre más profundos estos, más duraderas serán las obras que se construyan.
Todos los países que a lo largo de la historia que han transitado de sistemas totalitarios y autoritarios a la democracia lo han hecho por etapas que son fácilmente reconocibles. Y entre más cercano se está del fin, menos miedo tiene el pueblo a enfrentarse a sus miedos y demonios ocultos. Se le empieza a poner nombre a los culpables de la represión y es entonces que los represores comienzan a temer ellos, dado el conocimiento que poseen de estas etapas, son precisamente las elites las primeras en saber cuan cerca está el final.
Esperemos que todos los hechos del Capitolio y Cuatro Caminos, Oriente y en todo el país sean el inicio de la apertura y se continúen escuchando estas congas.

El silencio de los corderos.

Del silencio que les hablo no es precisamente de la famosa película, sino de uno más cercano, más íntimo, es de ese dolor de no poder hacer nada contra una maquinaria burocrática que te supera.
El día 18 de agosto nació mi hijo Cristhofer, y con solo unas horas de existir lo pusieron a tomar la leche, ya que su madre no tiene para darle, de un pomo de suero y sin una mamadera para facilitarle la actividad al pequeño.
Los días pasaron y la estancia en el Bloque Materno del Hospital Provincial de Pinar del Río se  hacía interminable. La causa de esta demora era nada más porque el niño no mamaba de la madre y es obligatorio que lo haga, porque según la palabra de los médicos de esa institución de allí no saldría con una dieta, reservada únicamente para casos con VIH y otras enfermedades graves.
Pudimos ver en esos días la falta de ética de los profesionales cubanos, que maltratan y humillan a su pueblo mientras que se arrodillan ante los pacientes de otras naciones a cambio de una migaja que les arrojan a la boca.
Es hora de pedir por lo menos un poco de atención para nosotros, que se nos respete y atienda como nos merecemos. Basta ya del pretexto del bloqueo, para no tener siquiera una mamadera de goma para nuestros hijos.
Es tiempo de que se escuche el clamor del rebaño, que cada cordero rompa el silencio de tal manera que haga temblar la mano del verdugo que le quita su lana y después le arranca la vida.


El muro de los lamentos.

Por extraño que parezca en Cuba existe también un muro de los lamentos, solo que este no está rodeado de arenas, sino próximo al malecón habanero y específicamente frente al Departamento de Refugiados Políticos de la Sección de Intereses de los E.U en la Habana.
En este pedacito de muro y bajo un ardiente sol, se dan cita diariamente cientos de cubanos en espera de recibir la noticia de que han sido aprobados para viajar a los E.U por el Programa de
Refugiados Políticos.
Desde horas tempranas de la madrugada comienzan a llegar desde todas partes del país, ancianos, jóvenes, niños de todas las edades, todos con el mismo objetivo, salir del país que los vio nacer.
Por extraño que parezca la meta principal de casi un 90 % de los cubanos es salir de aquí para donde sea. No reconstruir el país, no luchar por los cambios necesarios e imprescindibles, solo huir lejos del monstruo que devora a sus propios hijos.
Mientras no se concientice a las nuevas generaciones de que su papel está aquí, de que vale la pena pelear esta guerra contra nuestros miedos y demonios tropicales, seguirá existiendo una emigración exagerada y desproporcionada, seguirán perdiéndose vidas en el estrecho y continuarán escapándose los cerebros que pudieran algún día hacerse cargo de la reconstrucción de la nación, y por supuesto que seguirán ensayándose obras teatrales diariamente en nuestro muro de los lamentos.

Bajo el amparo del cartel.


Es una tendencia propia de los gobiernos de corte totalitario el uso excesivo de la propaganda ideológica. Se llenan de carteles y pancartas vacías y sin sentido, calles, centros de trabajo y cuanto espacio se preste para embadurnarlo de pintura, con letras que tienen un mensaje un poco fuera de sentido según el contexto y el tiempo en que se vive actualmente. Ya no se cree como se creía antes con los ojos cerrados en todo lo que se dice por los medios propagandísticos del gobierno, ya que muchas veces estos letreros sin sentido lo único que logran es una burlona y una frase que quizás aún no se tiene el valor de decir en voz alta, pero que un día muy pronto se gritará a toda voz.
El trabajo ideológico de las estructuras especializadas del gobierno, y que rigen el contenido de la propaganda dirigida al pueblo, se enfrenta sin dudas a una profunda crisis existencial, porque debe ser muy difícil encontrar las palabras que no hieran la sensibilidad de aquellos a las que van dirigidas. Debe ser engorroso pedir a un ciudadano que ahorre energía cuando se ve el derroche de los dirigentes o a los que esperan horas por un transporte decirles que resistan.

La hipocresía se extiende

El colmo de la hipocresía y de la mala intención es poner en boca de un pueblo las palabras que no ha querido decir. Como la imagen anterior nos muestra, todo el pueblo venezolano no se lanzó a la calle a darle apoyo a su presidente Hugo Rafael Chávez Frías, el que se encuentra en Cuba recibiendo atención médica especializada.
Algo que los gobiernos de Venezuela y La Habana se han empeñado siempre en ocultar ha sido el gran activismo cívico de la oposición en Venezuela, parece que no les es conveniente que se exporte desde allá ese fuerte sentimiento democrático.
Hay muchas cosas de la nación amiga que no se saben en Cuba, porque como aquí se ocultan los males sociales donde los ojos ajenos no puedan alcanzar a verlos. Pero la realidad es una bien diferente, los malandros, la violencia, las drogas y un gran porciento del pueblo que está en contra de las leyes impuestas por un presidente reelegido en contra de las leyes constitucionales que al llegar al poder tanto aclamaba defender y que después pisó.

Lo que nosotros sabemos.

La historia, sin dudas, va transformándose con ese poder dinámico que por naturaleza posee. Así es que en el transcurso de hace apenas unos años lo que antes era una acción heroica hoy se transforma y se toma como algo completamente normal y común.
Ya la sociedad civil cubana va concientizándose en todo el poder transformador que posee en sí y de todas las cosas que se pueden lograr incidiendo de manera directa en la opinión pública nacional e internacional.
Ante esta situación tan novedosa e inquietante para las autoridades, estas se han visto obligadas a tomar otras medidas que contrarresten la imagen real de la sociedad civil. Un catalizador de la situación actual ha sido sin dudas el “Coco” Fariñas, el que actualmente se encuentra ya inmerso en una nueva huelga de hambre, transitando así por un camino que puede llevarlo a ser el tercer mártir cubano de los últimos años, víctima de la intolerancia y
Nuestra Voz es una publicación periódica alternativa. No pretende suplir ni competir con nadie de la falta de diálogo.
Ya otros nombres se suman a la lista, Orlando Zapata Tamayo, Juan Wilfredo Soto García, y creemos que es hora de preguntarse cuantos muertos más exige un gobierno totalitario para darse cuenta de que no es grato a su pueblo, ni siquiera a los que fingen servirle.
Como parte de la estrategia se manipula la realidad, acusando a los que mueren por una idea de ser solo unos delincuentes comunes, de ser la lacra que pudre a esta sociedad.
Eso es lo que ellos trasmiten al mundo, pero otra cosa es lo que el mundo cree, porque para ser capaz de dar la vida por una causa, hay que creer en ella por sobre todas las cosas. Eso es lo que nosotros sabemos.

Continúa la represión a pesar de las denuncias sobre las violaciones a los derechos humanos.

Con extrema preocupación y dolor, vemos que continúan las violaciones a los derechos humanos fundamentales de los c u b a n o s . De manera irrespetuosa, se pretende controlar la manera de actuar y pensar de personas que desean a toda costa que sus palabras vuelen libres, como deben ser.
Los derechos fundamentales recogidos en la propia Constitución de la República, son pisoteados, sin que pueda haber una manera de reclamar a alguien porque sencillamente, son los violadores de estos derechos, los encargados de velar por ellos y hacer cumplir las leyes.
Es hora, quizás, de que ya se pueda tomar una determinación y comenzar a ponerle nombre a las cosas, los hechos y los autores de todos estos acontecimientos dolorosos, que sin dudas marcan la época actual y determinarán el futuro inmediato de la nación. Llegará el momento en que se dirá basta, en que no se permita ya que nos manden a golpear a hermanos y vecinos, porque esta Isla es nuestra

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Actividades del CID en Briones Montoto.



Briones Montoto, pueblo Cautivo de Pinar, rinde homenaje al comandante Huber Matos con su trabajo en el partido Cuba Independiente y Democratica.

El abogado campesino.

                                                  Felipe. Segundo desde la Izquierda

Paso mucho tiempo desde que terminara con expediente de oro la escuela de derecho, quizas podria estar en estos momentos en algun bufete comodamente trabajando. Pero no lo hace, la razon muy simple, no piensa igual que lo hacen los que mandan en la justicia de este pais. ahora es un simple campesino con titulo de Licenciado en derecho, quizas sea mas feliz sembrando frutas que castigando a inocentes.

miércoles, 30 de marzo de 2011

El reencuentro con los que se fueron.

















Son muchos los que han tomado el camino a la otra orilla, otros quizás mucho más lejos, siempre y cuando el mar los separe de este otro margen, donde se quedan sepultados los mejores recuerdos de su vida, destruida y desterrada, convirtiéndose para siempre en un extraño en un país que te acoge, pero que siempre será una casa donde reposarán tus huesos al llegar tu hora, pero donde no pasará un minuto sin que recuerdes ese sol y esa hambre que pasaste y los inventos que tenias que hacer para vivir. Otro ejército nuevo se prepara a parte por la vía que sea, pero lejos de este lugar maldito por el comunismo y la codicia de unos pocos.
Me encontraba hace apenas unos días navegando en internet, en una sede diplomática amiga donde pude estar una horas, más que navegando, volando libre en brazos de la diosa internet, pero de la libre, no de la versión cubana, con sus alas mutiladas. Entonces abrí una cuenta en eso que aquí nadie conoce y que llaman Facebook, en realidad fue más curiosidad que otra cosa. Que sorpresa cuando tenía frente a mí el rostro sonriente de todos aquellos que formaban parte de la historia de nuestro pequeño pueblo cautivo de Briones Montoto. Fue como leer en un libro de historia o ver como caen las hojas del libro de historia local. Era muy joven cuando Cabana y su esposa se fueron y allí los encontré, vi también a Antonio Montero el amigo de mi tía la maestra Caridad Calzadilla, conocida como Beba, la que le dio clases a toda esta generación y que hoy malvive retirada y olvidada por este estado tan benevolente y humanitario. Allí esta Niurka Lacoba, un símbolo de la belleza local de nuestro pueblo (aún sigue siendo bella), y qué decir de nuestro director de la escuela y su familia, Leivis y Reina, dos amigos de los años y formadores de las nuevas generaciones que aún los extrañamos y hablamos con ellos con orgullo. Ariel Plasencia, uno de los jóvenes amigos que como todos nosotros soñaba con una vida mejor y que por fin la consiguió. Sergio Cabrera, Los Gascón, NIvaldo el amigo que tanto sufrió y que hoy junto a su esposa Daysi viven su nueva vida, su hijo el chino que lo recuerdo mucho más porque aún tengo aquí guardado mi primer teléfono celular, un Motorola V-180 que le compre. Mercy la del contenedor y René que más que amigos son parte de mi familia, igual que al chino el de la corriente y todos esos cuyos rostros creíamos haber olvidados, pero no allí estaban, más blancos, más cuidados pero eran ellos, seguían siendo los mismos que ayer estaban haciendo cola para el pan o buscando una libra de aceite o manteca o dándole una muela a Mariano el Carnicero por una bolsa de leche. Por eso es que bajamos algunas de estas fotos y la compartimos con los amigos comunes, los que estudiamos juntos, los que juntos malvivimos aquí y que rebosan de alegría al ver la alegría de ustedes.    
Mis respetos y el cariño de todos los que aunque no los dejen conocer Facebook, saben de ustedes porque en Cuba, con dos que se quieran con uno que sepa basta.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Carta Abierta a Cubanos y Cubanas.

Carta abierta a los cubanos y cubanas.

Yo no me considero una amenaza para nadie, menos para mi país. El hecho de buscar para esta maltrecha isla, una manera alternativa de llegar a un verdadero estado de derecho, donde no se pongan los intereses elitistas por encima de  los del propio pueblo, no hacen de mi una persona peligrosa en ninguna forma, menos cuando las armas que siempre he utilizado han sido las palabras. Soy parte de una mayoría que se pretende insatisfactoriamente vestir de minoría, ocultándola detrás de infames nombres y dolorosas calumnias. Pobre del gobierno que tiene que buscar en su pueblo, la obediencia por medio del temor y el miedo, que como malvada madrastra, impide a los que debía proteger y cuidar, alcanzar su desarrollo pleno. Soy miembro de una sociedad civil que se alza como un torrente indetenible de esperanza y fuerza renovadora, somos sometidos a las más disímiles presiones por parte de las fuerzas especializadas del Ministerio del Interior, que lejos de ser el guardián, se ha convertido en el carcelero del pueblo, un pueblo que prefiere perder la vida en las aguas del estrecho de la florida, a permanecer en esta vida oprobiosa y mancillada. 
Hace unos días, específicamente el 16 de febrero de 2011, fui detenido en plena calle por operativos de la policía y la seguridad del estado y conducido a su sede en Pinar del Río. El motivo aparente fue el interés en conversar sobre una publicación que dirijo actualmente, el Semanario Nuestra Voz, el motivo real es la preocupación que se dibujaba en los rostros de estos oficiales, porque exista una nueva publicación alternativa, que sea vocero de la sociedad civil cubana. Que habían sido permisivos dicen con nuestra revista bimensual Renacer, nosotros no queremos que sean permisivos, queremos sencillamente que se nos respeten nuestros derechos a decir y escuchar, a tomar nuestras propias decisiones sean buenas o malas, corriendo nosotros el riesgo humano a equivocarnos.
Ya no corren aquellos tiempos en que solo pensar en cambios era un delito, en que la autocensura impuesta desde edades tempranas, hacían su efecto en toda la población, alucinada aún por los destellos de la revolución. Hoy las personas comienzan hablando en un susurro y poco tiempo después gritan sus verdades.  Ya llegó la hora de ponerle nombre al verdugo y al juez que firma la orden, a sabiendas de que es injusta e ilegal, es cobarde  quien calla frente a la injusticia, con pleno conocimiento, de que su actuar no es correcto. 
Ya llegó la hora de los valientes, de caer uno y levantarse miles, la sociedad civil cubana necesita de todos para construirse, y los unos apoyan a los otros, como la hermandad en que todos son iguales y diferentes.
Esta carta abierta, es la manera de decir al mundo que en mi país, el pensar y actuar diferente a las normas de la élite que nos gobierna, es motivo suficiente para ser una amenaza pública, e ir a prisión. Y que miles de cubanos al igual que yo, estamos dispuestos al sacrificio que sea necesario para dar a nuestra patria su ansiada libertad. Cuatro años de mí vida perdí por pensar como pienso, pero la convicción en lo que hago, y los logros de estos años justifican con creces lo sufrido y lo que esté por sufrir.  Mi mayor compromiso en estos momentos es con Cuba, aquellos que hagan lo que hagan por impedirlo, mancharán sus manos con un hombre inocente, ya su conciencia les dirá que más allá de ideologías y beneficios, existe algo más etéreo que es el compromiso sagrado para con la tierra que nos vio nacer y languidece bajo el oprobioso yugo.
Fernando Martínez Calzadilla
  Director de la revista Renacer y el Semanario
   Nuestra Voz. PCL.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Violencia, causas, culpables y culpados.


Por: Fernando Martínez Calzadilla.

La noticia corrió como pólvora por todo el pueblo, habían asesinado a Lorenzo, apenas eran las seis de la mañana, cuando un joven por motivos de celos, se lanzara sobre el hombre cincuentón y clavándole un inventado instrumento, le había segado la vida a un hombre trabajador.  Cosas como estas están ocurriendo a diario en todo el territorio de la isla, al igual que suceden en cualquier otra parte del mundo. Habría que preguntarse entonces, ¿por qué suceden hechos de esta envergadura y nunca se conocen las causas y los sucesos como son en realidad?,  hay que conformarse solo con los retazos de noticias que traen los chismes, que a la larga son un amasijo de imaginación y tergiversación, como se dice por ahí “en el pueblo del lado no se sabe lo que pasa en este de aquí”.  No se pretende que se habrá una página roja al estilo de los diarios sensacionalistas, bastaría con dar a la sociedad los detalles de las agresiones y educarlos, no con los programas de TV, como los seriales policiacos, donde solo trabajan héroes superdotados que todo lo resuelven al instante, la envidia segura del detective Holmes.
La violencia es una realidad que corroe el mismo tuétano de la sociedad cubana y el primer paso para combatir y erradicar este mal es reconocer que existe, que no vivimos en la sociedad ideal y que todos desearíamos, que la nuestra a pesar de los esfuerzos de muchos aún dista bastante de ser paradisiaca.  La violencia es una forma actual de comunicación atrofiada por las experiencias traumáticas, a las que los sujetos están sometidos a diario. Esta intimidación a la que pretendemos someter a los semejantes en todo momento, es un mecanismo de defensa, una proyección para protegerse de los potenciales depredadores en esta jungla que se vive en la actualidad.  La violencia es algo con lo que la mayoría de los jóvenes se cría y convive a diario en las casas y las escuelas. Apenas el niño abre los ojos comienza a ver a una madre humillada y maltratada por un padre alcohólico y abusivo, producto de las mismas carencias espirituales y materiales del sistema. Presencia el impúber los diarios conflictos que llegan al maltrato físico y la tortura psíquica que es peor,  entre los representantes de las múltiples generaciones, que se ven obligadas a convivir en un reducido espacio habitable, construido hace siglos, por quien pretendía forja una familia y que se aventuro con el dicho de que “quien se casa, casa quiere”. La carencia de estructuras que hagan verdadero frente a estas violaciones y en la mayoría de los casos, la inoperancia y la indolencia de las existentes, son las principales causas de la indefensión de las víctimas de los abusos, las que son mujeres en su mayoría.
Los infantes se ven sometidos a una gran presión, al tener que soportar un gran desgaste mental por estas experiencias traumáticas, que a la larga, solo dan como fruto a un individuo carente de afectos y con una personalidad problemática. La familia cubana por idiosincrasia valora a los psicólogos y psiquiatras como médicos para locos, esta es otra causa real, para que muchos pequeños y jóvenes, que pudieran ser atendidos por violencia en el hogar y obtener resultados positivos, no asistan nunca a ser tratados con un especialista, y ya cuando la persona cae en manos de la ley por cualquier delito cometido, se inicia un camino que raras veces tiene retorno.
Cuando se ingresa al sistema de educación, se integra el joven o el niño a una atmósfera completamente nueva y aterradora, donde los conceptos de responsabilidad y normal desarrollo se han perdido en gran medida y tiene que adaptarse o resignarse a ser la oveja negra de la escuela. La guía de profesores preparados es menos frecuente en estos días, la rectitud ante el estudio se ha cambiado por la necesidad de intercambiar los conocimientos por algo, que puede ir desde dinero, ron, comida a favores sexuales de los alumnos y alumnas, en esta nueva escuela todo está permitido, desde el consumo de alcohol, cigarros y cuanta cosa es suministrada por sujetos inescrupulosos. Es en este caldo de cultivo propicio a cambios, donde se muta la personalidad de nuestras nuevas generaciones, que aprenden a calcular, viendo cuantos dólares ganan por una transacción por vender cualquier cosa o en cómo está el cambio del euro por el chavito.  ¿Qué papel juegan en todo esto de prevenir, las organizaciones estudiantiles?, en este caso particular, cuando se reúnen los dirigentes estudiantiles, jóvenes todos, las reuniones se extienden por horas analizando asuntos que jamás se resolverán y otras tantas alabando lo bien que esta todo, pero de la verdadera cara del problema, de la parte fea, pocos se atreven a hablar y si lo hacen sucede como al joven de la UCI, ya ustedes saben, ¡Candela con él! La política de mantener a la sombra la podredumbre, es algo que cada día se hace más difícil de realizar, pero los esfuerzos no se escatiman, no se le puede dar al mundo la errónea idea de que en el país de las maravillas, Alicia no es feliz y los jóvenes tienen tantos problemas, como los tienen los de otro lugar en el mundo.  
La falta de alternativas para una diversión sana, lejos de las discotecas o lugares por divisas, crean un profundo conflicto entre lo que se proclama y lo que se vive. Si no tienes divisa, porque te pagan con una moneda desvirtuada y apenada, como puedes entonces entrar a un lugar al que solo puedes acceder con el peso fuerte.  No existe un interés creado a visitar sitios de utilidad cultural, la política lo ha absorbido todo, los cines, exposiciones de arte, museos y los otros lugares que no es necesario un desembolso muy grande apenas existen, la costumbre de salir simplemente a caminar o conocer otros lugares no se puede practicar, por ejemplo, si viajas a la habana a conocer el capitolio o la Habana Vieja, toda una horda de policías se encargaran, bajo la atenta mirada de las cámaras de vigilancia, de hacerte sentir como un criminal o un emigrante en tu propia capital. La mayor responsabilidad del desarraigo cultural y la pérdida de los valores históricos locales, recae en los dirigentes comunitarios, en todos esos que prefieren asumir el rol de observador a el de participe y gestionar por sus electores, algo que beneficie a la mayoría.  A su vez y a pesar de la carencia de alternativas, el estado amplia constantemente el marco sancionador de leyes arbitrarias que como la conocida por “Peligrosidad Social” envían  miles de jóvenes a prisiones, que lejos de reeducarlos como anuncia su eslogan, deforma para siempre la personalidad de la persona, dejando  perennemente una profunda marca que jamás se podrá borrar, porque no se dé otras, pero la prisión cubana es una experiencia traumática. Eventos desgraciados y desafortunados, han convertido a personas sancionadas a penas de 3 a  5 años, en reclusos que cumplen 30 años, cuando podían haber sido salvados si el tribunal hubiera tenido en cuenta otras alternativas. Este sistema que no reeduca, solo trae como consecuencia la reincidencia de los ex reclusos en los centros penitenciarios, consecuencia verdaderamente nefasta.
El índice de criminalidad y de delitos que vincula la violencia en la comisión del hecho, ha aumentado considerablemente a la par de delitos de índole sexual violentos. La causa indiscutible es la pérdida de valores de la sociedad y la utilización de estos eventos como muestra y vía de escape al estrés a que están sometidas las personas.
No hay ninguna causa que sea capaz de justificar un acto violento, pero quizás haya muchos más culpables en un mismo hecho, que el sancionado por él, porque delito es dejar que una persona tome un camino equivocado cuando podemos salvarla y lo empujamos a él con nuestra apatía, no educarla en los preceptos de la ética y la moral, anteponiendo los principios políticos a los humanos. Culpable, es quien no deja a su pueblo otro recurso para malvivir, que el robo y la malversación de los recursos que a su custodia se entregan, quien envía a niños de 15, 16,17 años a centros de menores, que lejos de educarlos los destruyen psíquicamente, criminal es también  quien vende alcohol y castiga al ebrio y lo critica públicamente, más malhechor es quien no prevé, previene y está atento al buen desarrollo de todos los ciudadanos sin distinción alguna.
Entonces a la hora de valorar los criterios de testigos, jueces y partes en un juicio, deberían profundizar en la investigación sobre quién es el verdadero culpable, el acusado o el que permitió de manera deliberada que llegara allí, permitiendo que un pueblo entero se vea asolado por el más cruel de los demonios, la violencia.    

La verdadera cara de la prisión cubana.

Testimonio de Víctor Pérez Martínez, preso a la edad de 16 años de edad. En estos momentos se encuentra participando en diferentes actividades de la sociedad civil.

En Cuba los menores de 18 años no son tratados por procedimiento propiamente judiciales sino por comisiones de psicólogos, pedagogos y otros profesionales bien capacitados, si el delito requiere internamiento, no se produce jamás en prisiones ni en granjas con presos adultos. Existen establecimientos especializados donde reciben tratamiento para combatir los problemas que originaron su conducta.
Asamblea Nacional del poder popular (sistema judicial).

Nunca la vida me había regalado nada tan maravilloso, sin embargo como gran parte de todos los cubanos creí tener mis manos la suerte de haber nacido en un país justo, donde todos los ciudadanos tenían oportunidad por igual de alumbrarse con su talento y no la de hundirse en la miseria humana de la eterna inocencia. Tenía entonces quince años, comenzaba mis estudios en un politécnico agrícola ubicado el kilómetro 8 de la carretera a la Coloma, no puedo decir que era el mejor alumno, pues aún cuando académicamente lo fui, mi carácter hiperactivo me convertía en un joven inmaduro y carente de la educación y el cariño que todo hijo a de recibir sus padres. Pero así es la vida, nada ha de ser completo, para entonces tener la voluntad de buscar lo que nos falta. La imperfección, alguien escribió una vez, es la obra de toda acción.
No era la agronomía mi gran anhelo, pero después de haber alcanzado el número uno en el escalafón y haber obtenido por mis méritos académicos la carrera que tanto me gustaba (electrónica), alguien con más poder adquisitivo o relaciones ocupó mi lugar en la carrera que comenzaría en septiembre, por lo tanto no me quedó otra opción que superarme en el lugar que fuera. Esperaba ansioso cumpleaños número 16, creyendo un sin fin de mentiras y esperando un milagro que nunca llegó.
Era menor de edad, por tal motivo se justifica mi inocencia, pero nunca pude justificar el día en que me equivoque, cuando sin pensar yo y un amigo mientras jugábamos béisbol, cometimos un error.
Jugábamos, y la pelota fue a dar al interior de un almacén algo descubierto pues sus puertas eran tejidas de alambre perle y la separaba del piso, un espacio de un poco más de 30 centímetros, suficiente como para que pudiera deslizar mi cuerpo al interior, en busca del objeto, por la inexperiencia y el ansia de tener lo que nos era prohibido, tomamos una caja que estaba a la mano con 15 escobillones y tres cartones de huevos. Inmediatamente fuimos detenidos y terminamos en los calabozos más tenebrosos que un joven de quince años haya podido visitar. Mi amigo se mantuvo firme, tanto que habló una palabra. En cambio yo gritaba, lloraba, eran mucha oscuridad y demasiado silencio, como para comprender en aquel entonces que el mundo es la curiosidad eterna de quien cree lo conoce todo. Todos los detenidos me apoyaban gritando a mis carceleros, "saquen a este niño de aquí". Como consecuencia de mi constante ajetreo y los gritos se presentaron dos oficiales que me trasladaron por un oscuro pasillo a la celda más alejada de la puerta, allí se encontraba un hombre de casi 40 años, no entendía porque me habían quitado las esposas y menos aún la presencia callada y fría de aquel nuevo compañero de celda. Era tanta la presión y el hostigamiento que comencé a gritar nuevamente, aquel hombre se puso de pie y me dijo-no estoy para gritos-llorando le explicaba que no quería estar ahí, que sólo era un joven de quince años, quien no había cometido ningún crimen, pero tal parecía que aquel hombre estaba programado por aquellos que no estaban dispuestos a seguir escuchando mis gritos. Yo continúo gritando y de pronto recibí un gran golpe y las réplicas de ese hombre-no te dije que no seguirás gritando-ante la amenaza le respondí con la misma violencia, dándome cuenta de que los oficiales estaban escondidos detrás de la puerta, uno decía-abre la puerta que se abrió el gallito- y el otro respondió- déjalos que se den unos cuantos golpes-al observar mi rebeldía me condujeron a otra celda donde existía una cama y un sanitario, cosa que no había en las anteriores, también empezaron a tratar diferentes pues ya no sabían qué hacer con mi carácter. Empecé a ceder mientras caía en la trampa psicológica de que sólo pretendían ayudarme, yo sólo tenía tres opciones, morir, resistir o creer en sus promesas.
Opte por resistir para ver que traían los venideros días. Mientras tanto mi madre desde un hospital sufría el camino infernal donde me encontraba, sabía que mis sentimientos se nutrían de odio, pues eran pocos los años de mi vida para enfrentar este sentimiento marcó tanto mi juventud esta experiencia que por eso consideré el 21 de mayo de 1999 mi mejor cumpleaños. Hay hermosos regalos que se adornan con





espinas. La represión, la presión física y psicológica, el incumplimiento de lo establecido los códigos nacionales y de todos nuestros derechos humanos, fueron sin dudas los obsequios más útiles que recibí en aquel entonces, que me ayudaron a entender desde temprana edad y hasta hoy la realidad de esta nación. Desde ese día hasta hoy he conocido varias prisiones, pero ninguna se diferencia de la prisión mayor en que viven más de 11 millones de cubanos. Aprendí que no hay mucha diferencia entre los de dentro las prisiones y los que dicen ser libres, que igualmente se engaña, se manipula, se agitan de un lado para otro según la conveniencia de los gobernantes. Se les dice qué comer, como vestirse, a que lugares ir o no, se les programa lo que pueden ver y lo que no pueden ver, en fin son con presos como lo fui yo. Aprendí además a agradecer sin odio a quienes me dieron oportunidad de convertir cada cumpleaños de mi corta existencia, en un arsenal de duras experiencias, dispuesto a luchar y vencer contra el peor de los verdugos, el miedo.
Existen muchas formas de matar.
Cuando a un joven lo envías a prisión sin un  motivo real, mezclándolo en un mundo inmoral y peligroso por naturaleza. Cuando sin pensar en su familia le arrancas de sus manos el derecho de estudiar y luchar por un futuro mejor, sin importar la edad, sus sentimientos, su pasado, los motivos. Cuando destruyes sueños y construyes realidades manchadas de injusticias, que sólo dejan lágrimas y un cementerio de silencio, como cuando sólo te interesa reprimir, también se es un asesino
"asesinos tontos que creen que al matar un hombre matan su verdad".

   

Dos años de vivir un mágico sueño.



Hace apenas dos años que Salió de su capullo, para convertirse en asustadiza mariposa, el primer número de la Revista Sociocultural Renacer. Cuando les conté a los amigos sobre mi sueño, hubo los que me dijeron que estaba loco, que una revista de este tipo apenas sobreviviría unos meses, pero los hubo también que me dieron la mano y me dijeron caminaremos contigo. Hoy algunos han quedado en el camino, porque exigíamos una cuota demasiado alta de sacrificio, otros se han sumado y aún están aquí, otros vendrán en un futuro, a esta  casa de todos los cubanos. No han sido pocos los contratiempos y los sinsabores, las decepciones y los reveses, pero el premio ha sido mucho más grande, el ver este segundo aniversario con nuevas ideas, ímpetu y deseos de seguir adelante, de todas aquellas personas que conocen de este proyecto, que más que proyecto es parte de nuestra propia vida. Este se dice que será un año decisivo para la isla, un año en que se esperan cambios y grandes transformaciones a nivel nacional, pero no habrá cambio lo suficientemente grande si no se empieza a cambiar desde dentro del hombre, si no comienza a sentirse en las venas el ardiente deseo de transformar y moldear la arcilla incólume de la sociedad civil cubana. Mucho se habla de unidad por los que atentan diariamente contra ella con sus acciones y palabras, necesitamos hechos concretos, proyectos viables que revitalicen la savia que alimenta nuestro afán de lucha, basta ya de malgastarnos en cosas que no llegan a ninguna parte, es el momento en que nos sintamos verdaderamente como hermanos, no para ponernos zancadillas, sino para ofrecernos la mano, no una, sino ambas.
La sociedad civil siempre ha tenido sus detractores, pero el enemigo más peligroso de todos es la falta de amor, porque la gran obra de hacer una patria nueva, es tarea imposible de unos cuantos, para agitar la mezcla se necesitan muchas manos. Entonemos entonces el himno de la nueva Cuba, con el deseo del que armoniza un efluvio de pasión, como quien compone la más hermosa de las melodías, que al escucharla el corazón parece saltar de gozo, recordando siempre, que una canción para ser verdaderamente completa, necesita de muchas notas, de la policromía de los altos y bajos, de las corcheas y del encanto apasionado del que la escribe y de quien la interpreta.
No hay obra que no exija sacrificio, y más aún cuando esta obra tiene carácter de hazaña. Hay que estar preparados para formar entre todos, la nueva maquinaria que eche ha andar, todo el mecanismo que mueve la razón de existir de la patria nueva. Nosotros estamos ante nuestro propio muro de Berlín, ya han caído algunas piedras, la demora en abrir una brecha para que penetre el haz de luz de la libertad, está en nuestras manos. Unamos todos los esfuerzos en uno solo, gigantesco, inmenso como la cordillera de oriente, como las palmas reales que mecen su penacho verde, bajo el cálido sol del trópico. Rompamos al fin con el esquema de pensar primero en lo que me pasará si opino o hablo diferente, empecemos a pensar en lo que les pasa a otros por hacer lo mismo por nosotros , y de que  manera podemos revertir esta situación, y quitar la mordaza de la censura de la boca de la verdad. No seamos más la piedra al lado del camino que pasa inadvertida, seamos en lo adelante la piedra en el zapato, que molesta al punto de hacernos quitar el calzado para echarla fuera. Hacernos notar, lograr que se nos de la debida atención, la que merecemos, a la que voluntariamente hemos renunciado por cuestión de comodidad, miedo o la dolorosa sensación de no poder hacer nada. La fuerza está en las pequeñas cosas, en lo insignificante, la pieza más pequeña es la que detiene el mecanismo de un gran reloj, porque todo ingenio humano necesita, para funcionar correctamente en todo su potencial, de todas sus piezas. Podemos hacerlo andar, incluso producir sin una u otra, pero el fruto no será nunca el mismo. Hagámonos la conciencia de que esta inmensa máquina que es Cuba necesita de sus once millones de minúsculas piezas, que es imposible hacerla funcionar apartando un número tan grande de elementos de la magnífica maquinaria que es la sociedad civil.                


Se publica el número uno de la revista infantil Rayito de Esperanza...

Se

El Proyecto Comunitario para la Infancia Rayito de Esperanza, dirigido por la señora Yeney Fernández Ramos, y cuyo trabajo está encaminado a los niños de las diferentes comunidades, cuenta ahora con una revista infantil dirigida a este público, tan difícil pero agradecido. Con un equipo de trabajo un poco inexperto en estos temas, ya salió en forma de edición especial el primer número de esta revista, que lleva el nombre de éste proyecto cívico. Entre las secciones que se pretenden realizar y que ya salieron en este primer número se encuentran; "mi tío el cuentero", "páginas de la historia mundial. Aprendiendo", "crucigramas", "¿cómo se hace?","trabalenguas y adivinanzas", "páginas de poesía","rescatando tradiciones", "cuentos infantiles del mundo","los peques de ayer", "diccionario de nombres","noticias".Estas y muchas otras secciones llegarán al público infantil en esta publicación periódica que pretendemos salga a la luz cada tres meses, en un esfuerzo para que los más pequeños de casa, tengan un espacio de diversión sana y aprendizaje.


¿Son los Periodistas Independientes cubanos profesionales de las noticias?


Por: Héctor Barrios Planas.

A la pregunta de ¿qué es el periodismo?, nos sale la disyuntiva de si el periodismo es oficio o es profesión. Se puede definir como cualquiera de los dos, oficio o profesión, ya que anteriormente, para ser periodista no era necesario tener una carrera universitaria. Este es un hecho muy frecuente en nuestros días, ya que en muchos países los periodistas ejercen el oficio de informar a la sociedad sobre las cosas que le interesan, siguiendo unos cánones éticos y los códigos preestablecidos por la profesión en dicho país. También es notorio que ya varias universidades del mundo ofrece una carrera de comunicación social, donde además de estudiarse las técnicas y bases del periodismo, se aprende todo lo concerniente a los medios de comunicación, y la explotación de estos medios, además de la manera de hacer que el mensaje a través de los grandes medios de comunicación masiva, llegué a un mayor número de personas.
Pero la base indiscutible del periodismo en cualquier lugar del mundo, y sea cual sea el caso del profesional, ya lo haga por oficio o profesión, es la experiencia acumulada y la vocación que deben nacer con la persona cuando decide ejercer una profesión tan trabajosa. La pasión y el amor por lo que se hace puede hacer el trabajo hasta cierto punto relativamente sencillo, porque ante todo el periodista debe sentir lo que hace, no utilizar su poder mediático en detrimento de otra personas por motivos políticos, religiosos, u otro cualquiera, el periodista tiene que ser, y digo tienen que ser, una persona imparcial, quien no se deje influenciar por la presión de ningún grupo o persona para que manipule la noticia a favor de unos y en contra de otros. La transparencia y la claridad tanto en las fuentes de donde se obtiene la información, como los métodos de obtenerla, no sólo dará prestigio a los periodistas en sí, si no que dará credibilidad al medio en general donde este periodista publica sus noticias. Cuando el profesional, o periodista independiente o cualquier otra persona cuyo objetivo sea transmitir noticias de manera regular, comete el grave error de decir una mentira, de hacerse eco de una falsedad o sencillamente se deje influenciar por tercera personas, este profesional acaba de comenzar el principio del fin de su carrera, lo mejor será de busque otra profesión a la que dedicarse, ya que si no tiene el temple de
Imponer la verdad y la imparcialidad sobre todo las cosas, sencillamente no tiene madera para ser periodista. El objetivo fundamental del periodismo y de los periodistas por ende, es contar, relatar, transmitir lo que ocurre la sociedad, para esto tiene muchas vías, unas más fáciles de otras, por lo que el profesional debe adecuarse a la manera más factible de transmitir su noticia. Es decir existen diferentes clases de periodismo dependiendo del tema o enfoques que se le dará noticia. Las dos grandes clasificaciones son el periodismo informativo y la del periodismo investigativo.
La primera se encarga de informar hechos actuales que tienen importancia y relevancia para un grupo determinado personas, o del público en general. El interés fundamental del periodista informativo es localizar en el momento los acontecimientos que involucren a un personaje, o un grupo de personas de interés social. Su meta principal y a la vez su principal problema es la inmediatez, si la noticia no es inmediata, ya dejó de ser una noticia válida para el periodismo informativo. El impacto en general al público es el motivo y la meta de ese tipo de periodismo, ya que si se pierde este impacto informativo el carácter noticioso de este periodismo se perdería con el.
Por su parte, el periodismo investigativo, aunque también expresa una información específica sobre determinado tema o persona, la característica especial de este periodismo es que no sólo toman cuenta del presente, sino que se basa en hechos ocurridos en el pasado, es decir las causas que generaron el hecho que se narra en la actualidad. Su punto de partida y la clave de este periodismo es la investigación, encontrar datos, consecuencias, rastros que hayan quedado del hecho en sí, testimonios de personas que vieron o estuvieron involucradas en el mismo. Este periodismo no necesita como materia prima una noticia, porque aunque puede nacer de ellas, este periodismo tiene la característica peculiar de que por sí mismo puede generar una noticia.
El periodismo independiente cubano, es sin duda un caso particular, por ejemplo en México han muerto muchos periodistas a manos de los narcos, al igual que otros países de América Latina, en Cuba el periodista se incluye en una lista de no personas, se le priva de todo derecho a investigar, a publicar en medios estatales, y se le sanciona por la ley 88 si lo hace en medios de prensa extranjeros. Pero sin dudas el periodismo independiente cubano ha venido a traer un nuevo intento de crear una nueva sociedad civil en Cuba. Nuestros periodistas por este hecho no son profesionales, sólo son personas, que realizan el oficio de divulgar el contenido noticioso, que se genera a diario en cada comunidad. Un trabajo este que requiere de constante preparación, de un esfuerzo vitalicio, de mucho valor, pasión y amor, componentes que generan un verdadero periodismo profesional, por eso podemos considerar que tenemos todo un ejército de periodistas profesionales, que basan su trabajo en la seriedad y el deseo de mantener informado a un pueblo, sometido a la censura y  la manipulación de su medios de prensa e informativos.


Héctor Barrios Planas.
Finca la Campana. Pinar del Río.
Obrero.